SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS PUBLICACIONES POR E-MAIL

Introduce tu e-mail aquí:

Servicio ofrecido por AlCieloCofrade

martes, 26 de abril de 2016

LAS POTENCIAS DE CRISTO

Para la mayoría de cofrades y amantes de la Semana Santa mencionar el término “potencias” nos lleva enseguida a identificar el nombre con el objeto que lleva Jesús en la cabeza. Sí, me refiero a esos tres rayos. Pero si se preguntase qué son las potencias, qué simbolizan, por qué se ponen y a quién se ponen y a quién no, habría muchos que tendrían serias dudas y me atrevería a decir que desconocerían las cosas tal y como son.

Las potencias son "rayos de luz" que se colocan sobre la cabeza de Cristo para dignificarlo, simbolizar su divinidad y diferenciarlo de otras esculturas de santos, que van representados con aureolas en sus cabezas.

Aureola de Santo
Artículos religiosos Santa Rufina


Hay quien dice que cada rayo representa a Padre, Hijo y Espíritu Santo, el dogma de la Santísima Trinidad: Cristo Uno y Trino. Otros aluden al simbolismo de ser luz “Luz del Mundo”.

Realmente, cada potencia refleja cada una de las tres facultades del Alma: entendimiento, voluntad y memoria.

Son realizadas en materiales metálicos, nobles o no, y a veces llevan incrustaciones de pedrería o marfil. 

Estructuralmente cada potencia consta de dos partes: el núcleo o “galleta” es donde va la ornamentación, en la que suele representarse una letra del monograma de Cristo (Cristograma), a saber “J” (Jesús) “H” (Hijo) “S” (Salvador), rematándose cada galleta por tres rayos o resplandores, que pueden ser lisos, plegados, ondeantes y a veces biselados.

Potencias 
Orfebrería Joaquín Osorio


La explicación de este elemento como tal queda clara. Pero aquí no queda todo.

El uso de las potencias es algo que está definido iconográficamente hablando por la Iglesia pero, lamentablemente, en las Cofradías hay mucho desconocimiento de las cosas y mucho gusto por seguir e imponer modas, con lo que nos encontramos errores de bulto.

Si antes las cosas tenían su significado litúrgico e histórico para  representar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, ahora esto no es así y en las Cofradías en general, y en muchas Juntas de Gobierno también, nos encontramos con Hermanos que sólo buscan el efectismo entre los espectadores y copiar muchas prácticas sin darse cuenta de las meteduras de pata que ello supone.

¡Veamos!

Las potencias, aparte del objeto de ornamentación que conocemos, son un concepto filosófico del que ya Aristóteles habló en la Grecia Clásica y que retomaron filósofos católicos como Santo Tomás de Aquino y San Buenaventura.
Aristóteles decía que los hombres teníamos 5 géneros de potencias del alma, de las que las más relevantes eran las “potencias intelectivas”: memoria, entendimiento (también llamado sabiduría) y voluntad que, conjuntamente, daban al hombre la capacidad de pensar, decidir por sí mismo, aspirar a la libertad y sobreponerse al mal. Los filósofos católicos fueron más lejos y en Jesucristo, Dios y hombre, unieron estas mismas potencias más desarrolladas, más perfectas, lo que le capacitó para asumir su destino, su Pasión, con fortaleza no sólo física sino de espíritu.

Dicho esto desde el punto de vista filosófico-teológico, volvamos al aspecto histórico-artístico. Así, desde el punto de vista iconográfico, la representación de Cristo con potencias arranca en el arte bizantino, en el que a Cristo se le representa con el nimbo del crucífero, en el que únicamente se veían tres brazos de la cruz griega (la que tiene los brazos del mismo tamaño), los dos horizontales y el vertical superior, pues el vertical inferior quedaba oculto tras la el cabello.

Deesis
Cristo a la izquierda con nimbo crucifero


De aquí se comenzará a representar a Cristo con tres rayos de luz a modo de diadema que salen de su cabeza. Pero claro, lo que es fácil representar de esta manera pictóricamente, no lo era tan fácil en la escultura, y poco a poco se pasó del uso de las primeras potencias hechas en madera tallada, al uso de las potencias hechas en materiales nobles y con incrustaciones durante el Barroco.

Y ahora viene un comentario muy conciso: las potencias sólo deben llevarlas los Cristos vivos quedando excluido su uso para los Cristos muertos mal que a algunos les pese y pese a que algunos lo hagan mal.

ESCANEA E INSTALA NUESTRA APP COFRADE GRATUITA
APP Cofrade gratuita para moviles y tablets para tener informacion, noticias, videos, musica y todo lo relacionado con la Semana Santa y el mundo cofrade