SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS PUBLICACIONES POR E-MAIL

Introduce tu e-mail aquí:

Servicio ofrecido por AlCieloCofrade

miércoles, 29 de junio de 2016

UN PASEO COFRADE POR SEVILLA: EL HOSPITAL DE LAS CINCO LLAGAS

EL HOSPITAL DE LAS CINCO LLAGAS

Muchos conocen la Historia de este Hospital que hoy día es sede del Parlamento de Andalucía, lo que, quizá, no todos sepan, es la relación que este edificio tiene con la Semana Santa sevillana y con algunas de sus Hermandades. Por ello, proponemos un paseo por su Historia.

Ubicación del Hospital de las Cinco Llagas
(Sevilla)

Una de las relaciones más curiosas es la de su creación: el levantamiento de dicho Hospital se produce en el siglo XVI bajo el mecenazgo de Catalina de Ribera, madre de Don Fadrique Enríquez de Ribera. ¿Les suena? Efectivamente, el fundador del Via Crucis a la Cruz del Campo del que ya hemos hablado en otro de nuestros paseos.

Su madre Catalina, es la Mecenas de dicho Hospital, pero no sólo eso; si nos situamos en el Arco de la Macarena y miramos a la actual calle Don Fadrique (curioso el Nomenclator de la ciudad ¿verdad?), la manzana de edificios que tenemos a nuestra izquierda (los llamados "callejones" por los Macarenos), fue una manzana de calles que se levantaron, también en aquella época, para cobijar a los trabajadores encargados de la obra del Hospital. Pero no queda ahí la cercanía de dicho edificio con la Semana Santa sevillana, para otros ejemplos debemos nombrar a una persona determinante en el funcionamiento del Hospital y del acercamiento de varias Hermandades de la época a él.

El religioso Fray Bernardo o Hernando de la Cruz puso mucho celo tanto en la fundación del convento hispalense de los Basilios situado dentro del recinto amurallado pero relativamente cerca de la zona del Hospital, como en la atención de los enfermos del Hospital de la Sangre que sería determinante para su Orden y para el nacimiento u organización de varias Cofradías sevillanas, entre ellas la Hermandad de la Esperanza Macarena. Así ocurriría con la de la Cofradía de la Santa Cruz de Jerusalén (Silencio), que pacta con los administradores del edificio instalarse en el recinto hospitalario una vez concluida su construcción. Parece que el monje Basilio participaría en la redacción de las Reglas de esta corporación aprobadas en 1564, en las que trataría de fomentar su actividad caritativa. Sin embargo, este auxilio queda interrumpido en 1571, al trasladarse la Hermandad.

No es extraño, pues, que fray Hernando no cejara en su empeño de la constitución de una Hermandad que auxiliara en las labores asistenciales del Hospital. Lo intentaría, como es conocido, atrayendo a la del Santo Cristo Humillado, que recibía culto por entonces, en la Ermita de San Lázaro (donde se encuentra el Hospital de San Lázaro, junto al camposanto sevillano). La Hermandad y la congregación no congeniaron y la Hermandad se trasladó a la cercana Parroquia de Omnium Sanctorum, adquiriendo esplendor y gran devoción en la zona.

Cristo de la Humildad y Paciencia
(Sevilla)

De todo este proceso resultaría que, oponiéndose los administradores del Hospital al establecimiento de una nueva Cofradía en el edificio, se decidiera Hernando de la Cruz a fundar en el mismo Colegio de San Basilio Magno una Hermandad que basaría su Regla prácticamente en la de la Orden.

Se fundó esta Hermandad, en el derruido convento de San Basilio, aprobándose sus primeras Reglas el 24 de Noviembre de 1595 bajo el nombre de "Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza", cuya primera Estación de penitencia la realiza por primera vez en 1624, aunque con anterioridad lo hacía acompañando a la de la Sagrada Cena, Humildad y Paciencia. En estos primeros años, la Hermandad procesionaba la Imagen de un crucificado, obra del escultor Pedro Nieto y la Imagen enlutada de la Virgen de la Esperanza. 

Virgen de la Esperanza Macarena de luto
(Sevilla)

Muchos conocen las Leyendas sobre la Hermandad de la Macarena, una de las más conocidas es aquella que cuenta (haciendo un resumen) que un viajero que iba a embarcarse hacia las Indias cayó enfermo y lo llevaron al Hospital de las Cinco Llagas, hoy sede del Parlamento Andaluz. No se pudo hacer nada por su vida y murió sin haber hecho testamento. Al cabo de un año nadie reclamó el cadáver y el hospital decidió quedarse con las pertenencias que llevaba. Abrieron su maleta y allí encontraron la mascarilla y las manos de una Virgen bellísima. A pesar de la belleza de la imagen, las monjas que se hicieron cargo de ella no encontraron un Altar donde colocarla debido a la falta de espacio en la capilla, así que la guardaron en un lugar seguro. Con el tiempo, el Convento de los Basilios poseía un reloj, del cual el Hospital carecía, decidiendo los monjes intercambiar dicho reloj por la imagen del marinero fallecido, a la cual las monjas no daban culto. El Hospital accedió al tener el reloj con la condición de que la imagen nunca más volviera a entrar en el edificio, so pena de permanecer en él para siempre.

Dicha Historia es como tal leyenda pero, en ocasiones, las leyendas llegan a arraigarse tanto en el pueblo que se acaban convirtiendo en realidad. Así ocurrió el siguiente hecho:

En los años 20 del siglo XX, durante la Estación de Penitencia de la Hermandad de la Macarena en la Madrugada del Viernes Santo, el Templo de San Gil sufre un derrumbe. Cuando los miembros de Junta reciben la noticia, deciden actuar sobre la marcha y ante la inseguridad de resguardarse en el Templo, deciden entrar con la Cofradía en el Hospital, hasta averiguar la gravedad de los daños de la techumbre.

La Cofradía entra en el Hospital con normalidad, hasta la llegada del Paso de palio de la Virgen de la Esperanza. Es entonces cuando miles de personas que se encontraban viendo el transitar de la Cofradía, empiezan a pedir, a voz en grito, que la Virgen no entre en el Hospital y de hecho algunos comenzaron a cortar el paso a la Cofradía. El griterío fue en aumento y, ante estas circunstancias, la Junta de Gobierno, decidió sacar a toda la parte de la Cofradía que había conseguido entrar en el Hospital de las Cinco Llagas y trasladó y recogió a toda la Hermandad en el cercano Templo de San Hermenegildo en la Puerta de Córdoba.

Iglesia de San Hermenegildo
(Sevilla)

El pueblo pensó que la leyenda sería real si la Virgen entraba en el Hospital, y si eso ocurría, la perderían para siempre…..Evidentemente, no podían consentirlo. Pero ¿la Esperanza entró alguna vez en el Hospital de las Cinco Llagas? La respuesta es sí.

Fueron muchos los momentos en los que la Virgen entró en el Hospital. De los más destacados, los años de la Guerra Civil; De hecho, durante ésta y tras lo acaecido el 18 de julio del 36 en San Gil, la Hermandad se encontraba exiliada en la Anunciación, desde donde salía para hacer Estación de penitencia, pero la Señora no podía dejar de pasar por su barrio y de regreso siempre pasaba por éste y se recogía en el Hospital donde permanecía dando amparo, ánimo y esperanza a los allí ingresados hasta su regreso, el Domingo de Resurrección, al Templo de la Anunciación.

Así que estamos ante un edificio de la ciudad, conocido en la actualidad por ser Sede del Parlamento Andaluz, pero con un gran pasado Cofrade a sus espaldas, digno de conocer dando “UN PASEO COFRADE por Sevilla” y así acercarnos a su Historia.

Esperamos que lo hayan disfrutado.


RUTAS COFRADES por Sevilla
Ruta: “Hermandad de la Macarena”
603693436 + whatsApp